Casa Calero

México D.F.
2010
90 m2
Premio a mejor obra residencial por la revista “OBRAS”

PROYECTO: DCPParquitectos  (Pablo Pérez Palacios, Alfonso de  la Concha Rojas)
CÁLCULO ESTRUCTURAL: Rodolfo Valles Mattox
CONSTRUCCIÓN: DCPP Construcciones
FOTOGRAFÍA: Onnis Luque

 

Calero es un proyecto residencial que está ubicado en San Angel, al sur de la ciudad de México. El terreno ya contaba con una pequeña construcción a base de ladrillos y teja, la cual se tenía que respetar y aprovechar. Para el proyecto se debía generar una nueva propuesta con el menor costo, el mínimo de materiales y con la menor cantidad de elementos.

Este proyecto se concibió bajo la premisa de reutilizar los elementos necesarios para materializar una obra arquitectónica, siendo en este caso la madera de cimbra; en específico el Polín.

El material que es residuo de obra se convierte en la obra misma y es tratado y utilizado con honestidad, se reutiliza no se modifica solo cambia su estado.

El proyecto se resolvió partiendo del material de desperdicio de una obra para crear un espacio habitable. Los materiales sobrantes se convierten en los elementos principales para la construcción.

Es el material el que define las dimensiones, estructura y acabados del proyecto, de esta manera se logra una dualidad conceptual donde el material se utiliza como se consigue, sin cubrirlo ni ocultarlo sino al contrario, mostrándolo con la mayor honestidad; al mismo tiempo se genera una conciencia de reciclaje que hace que esta obra sea sustentable en todos los aspectos, no sólo en términos ecológicos sino también sociales y teóricos.

La madera que fue utilizada como cimbra para otras obras, en Calero ocupa un lugar central en términos estéticos y estructurales; convirtiéndose en piso, pared, columna, viga y celosía.

Para el techo se utilizó lámina multipanel por su carácter ligero y económico. Sin embargo se mejoró su funcionamiento colocando tubos de cartón (de 2’’) obtenidos como sobrantes en una tienda de telas como aislante térmico y acústico formando una cámara de aire.

Se optó por utilizar un método de construcción en seco, es decir, sin utilizar concreto, realizando lo más posible en los talleres y ensamblando en obra, todo esto con el fin de reducir costos. Todo esto resultó en una construcción cuyos costos son aproximadamente 25% de los de una obra convencional.

 

Calero is a residential project located in San Angel, in the south of Mexico City. The plot had an existing construction made out of brick and tile, which had to be respected. The new proposal had to be solved with the minimum materials, minimum cost, and the minimum elements.

The project was conceived under the premise of reusing the necessary elements to materialize an architectural construction, in this case the centering wood. The remainder material becomes the construction itself and is treated and used with honesty, it is reused but not modified.

The project was solved parting from the waste material of a construction to create a habitable space. The remainder materials become the main elements in this construction.

It is the material the one that defines the dimensions, structure and finish machining of the project. A dual concept is achieved where the material is used as it is obtained without covering it or hiding it, showing it in the most honest way. At the same time a recycling conscience is generated making this construction sustainable in all aspects, not only in ecological terms but also social and theoretical.

The centering wood that was used in other constructions occupies in Calero a central place in aesthetical and structural terms; becoming floor, wall, column, beam, lattice.

The roof is created by a multipanel sheet for its light and economic character. Its performance was improved by using cardboard tubes for thermal and acoustic insulation. These cardboard tubes were obtained from a cloth store, being also recycled material.

We decided to use a construction method without using concrete, making the most possible in workshops and assembling in situ, with the purpose of reducing costs. All of this resulted in a construction with a cost of approximately 25% of a conventional construction.